Por qué elegir un organizador de bodas

A menudo oímos el término “organizador de bodas” y nos preguntamos qué papel pueden desempeñar en nuestra boda y por qué añadir un coste adicional al presupuesto total.
Aquí están las diez razones más básicas:

Para ahorrar dinero

Las bodas pueden ser extremadamente caras. Utilizando un planificador de bodas, la pareja se ahorrará bastante dinero. Esto se debe a que los organizadores de bodas trabajan con muchos profesionales del sector y pueden negociar los precios más fácilmente. Además, el organizador de la boda puede establecer mucho mejor los límites del presupuesto de la boda y atenerse a él estrictamente.

Para ahorrar tiempo

Planificar una boda lleva mucho tiempo. De hecho, una pareja puede pasar más de 200 horas planificando adecuadamente el día de la boda. Un organizador de bodas gestionará el tiempo adecuadamente, hará toda la investigación por sí mismo para encontrar a los profesionales adecuados, ¡encontrará todas esas ideas que harán que la boda sea especial!

Para el apoyo psicológico

Las bodas son muy estresantes. Suele dar lugar a muchas discusiones entre la pareja y con otros miembros de la familia, como las madres y las suegras. El organizador de la boda está ahí para proteger estas relaciones y gestionar las crisis. Actúa como una especie de interruptor.

Para que todos puedan disfrutar de la boda

El día de la boda, el organizador de la misma se hace cargo de todas las responsabilidades que de otro modo asumirían los familiares. En general, cada familiar tiene un deber que cumplir, que no le permite participar en la alegría del día y estar al lado de la pareja. Todo el mundo quiere disfrutar del día de la misma manera.

En cuanto al aspecto estético

Un planificador de bodas ha organizado muchas bodas y sabe bien lo que funciona y lo que no. Con el libre acceso a innumerables imágenes en Pinterest y en los blogs de bodas, es comprensible que una novia pueda estar confundida, sin saber qué elegir y si finalmente le va a sentar bien. A menudo, lo que se ve en Internet no es fácilmente aplicable a su propia boda, debido a la temporada, el lugar o incluso el presupuesto. El papel del organizador de la boda es elaborar ese concepto que funcionará a la perfección ese día y que encajará con la estética de la pareja.

Actuar como “persona de contacto”.

En una boda intervienen unos 25 profesionales diferentes. Se trata de un número muy elevado que, junto con los invitados y familiares, puede dar dolores de cabeza a la pareja. En este caso, el organizador de la boda se encarga de hablar con todos y de responder a las preguntas de todos.

Cumplir el horario

Hay demasiados profesionales que tienen que coordinarse y trabajar juntos el día de la boda para conseguir un resultado perfecto. El organizador de la boda es el director de la orquesta y se asegura de que nada salga mal y de que todo se haga a tiempo.

Cómo hacer frente a los imprevistos

Nos guste algo o no, alguien no hará su trabajo correctamente el día de la boda. Nadie quiere ver a la novia con un ataque de pánico porque el pastel no ha sido entregado o las flores se han marchitado. El organizador de la boda se asegura de que el error se solucione antes de que se note.

Estar presente de principio a fin

La organizadora de bodas está presente desde el principio hasta el final de la recepción y se ocupa de esos pequeños detalles en los que nadie piensa. Colocar a los invitados en sus asientos, servirles adecuadamente durante la comida, e incluso transportar a todos de forma segura hasta el lugar de la recepción.

Organizar una boda que se celebra en un lugar alejado de tu casa o en el extranjero requiere muchos preparativos. Ya es bastante difícil organizar a tantos profesionales en un lugar en el que la pareja no ha estado nunca ni conoce a nadie. Un planificador de bodas, con su experiencia y sus asociaciones, puede facilitar la organización de la boda.

Vídeo